lunes, octubre 27, 2008

Dulce de leche

“¿Ahhh, es nena o varón?”, disparó la desubicada de la profesora suplente de natación de Joaquín, que no sé porqué no guarda la lengua no vaya a ser que se ahogue. Encima.
Yo la miré con muchas ganas de hacerla sentir mal: “No, no estoy embarazada. Estoy gorda nomás”.
Pobre. No sabía dónde meterse. “Ah, es que te vi haciendo relajación como en la gimnasia preparto y pensé…..”
La verdad es que me dio pena. Habrá tenido 22 años y todo el tiempo del mundo.
Qué se va a imaginar que me duermo a la 1, me levanto a las 6, trabajo a la mañana muy temprano en la radio, a la tarde en el diario, cocino, hago las compras, mimo a los chicos, los llevo al médico, les ordeno la ropa y jugamos en la plaza. Y pongo plantitas en el jardín.
Este 2008 no hemos tenido sosiego los argentinos: la crisis del campo, la crisis de la Caja de Jubilaciones, la crisis de las bolsas, la crisis de las AFJP. Demasiado. Y a las 9, cuando empieza cerca de casa esa clase de spinning que tanto me gusta, los chicos se están despertando. Y es hermoso: nos reímos, cantamos, saludamos al sol, nos escondemos, hacemos tostadas. Y me da fiaca. Así que este verano estaré otra vez con los 15 kilos de más que me quedaron de Matilda. Viva el dulce de leche.

9 comentarios:

Françoise dijo...

jajajaja... Laura tu eres unica!!!
La pobre chica... como de abrete tierra y tragame!!!! yo me muero de la verguenza... jajaja
Pues no se si estaras gorda o no, pero eres una divina!!!
Que viva el dulce de leche!!!!

mardevientos dijo...

NOOO..., que si fuera yo casi le digo lo mismo: estoy solo gorda.
Ya perdi la cuenta de los que apuntando la panza con un dedo me dijeron "esperas otra vez".. y yo, que en otro momento me hubiera sentido mal digo: " no, solo quede asi con panza de espera..!!
Buen verano, buena pileta y BUEN DULCE DE LECHE, ASADO, ETC ETC ETC!

Rossana Vanadía dijo...

Laura, eso te lo dice porque no te vio el plumero atrás.
De paso, yo siempre encuentro pretextos. Tan de paso, no. Pero tanto querer hacer y hacer y hacer, terminé con ansiedad y los dientes apretados. Entonces, hago lo que quiero, tengo y puedo, sobre todo, lo que puedo. Y una de las cosas que más quiero es estar con ellos.

Verónica dijo...

Lau: que momento!!!!
Bueno, te desquitaste porque se debe haber sentido re re mal!! pobre! A mi me pasó después de la nena también alguna situación parecida. Y con Alejo me desquité, ya algo mas canchera, con menos trabajo porque adaptarme a tres así me lo exigió, entonces me empecé a escapar a esas clases de spinning que también me encantan. Hoy creo que es lo único que puedo seguir haciendo sin que las corridas me lo impidan...
No se puede todo!! hay que elegir en el camino y me encantó como describiste tu elección..Impagable..
Besote.
Vero

Elenilla dijo...

Jajaja, pobre. A mi hoy precisamente me acaban de preguntar si estoy embarazada. Cada vez que me pongo una camisa ancha ya está la preguntita y yo siempre respondo lo que tu: no estoy embarazada, estoy gorda.

Yo intento ir a pilates pero me da una pereza gastar mi tiempo en eso... y además siento que no sirve para nada porque los resultados no se notan.

Besos

Laia dijo...

jajaja, pobre. Pues si todos los dulces de leche son como tu, ¡¡ QUE VIVAN LOS DULCES DE LECHE!!!

Muchos besos

Monica dijo...

No te preocupes Pau... Sabes cuanto engorde con el embarazo de mi Juani ??? Casi 30 kilos !!!! Una locura pero no podia dejar de comer. Tarde 9 meses en bajarlos, porque con la teta no podia hacer dieta. Date tiempo y relajate que en cuanto dejas de pensar en los kilos se van solitos... obviamente ayudado de un poco de menos dulce de leche !!!jajajja.... Recomendacion : ahora que se viene el calorcito, si podes, algunas vueltitas con la gordi en cochecito despejan, y ayudan a adelgazar.
Besos y nos visitamos prontito.
Monica

XIMENA IANANTUONI dijo...

ay Lau qué tema, el engorde, yo creo que hay que coparse con la transformación del cuerpo y bue..., mamitas gorditas pero muy copaditas, yo no logro ni ir al gimnasio, ni dejar de comer medialunas con los chicos, ni bajar los kilos que me dejaron los embarazos,
muy lindo como siempre pasar por aca,
besito

Mai dijo...

Hola Lau! Aunque extemporáneo, quería decirte que comparto el criterio de permitirse estar diferente después de la maternidad. Yo no tengo kilos de más, sino de menos. Y es lo mismo, pero al revés. La gente me dice: Ahh! Qué flaquita quedaste! Comé que vas a desaparecerrrrr! YO HAGO LO QUE PUEDO! Y ME ENCANTA! QUIEN, ACASO, ES TAN POCO INTELIGENTE Y EMOCIONALMENTE APOCADO PARA PRETENDER QUE TODO SEA COMO ANTES? YO NOOO!!
Y sí, viva el dulce de leche!
Muchos besos! Y Matilda está cada día más hermosa