miércoles, noviembre 05, 2008

Doctorado en tijerita



En las últimas semanas, he recorrido muchas escuelas a pie y otras on line. Hablé con varias mamás preguntando dónde iban a mandar a sus hijos.
Todos los colegios se esfuerzan por mostrar en su proyecto educativo que integran áreas de ciencias, lengua, matemática, idiomas. Que salen con determinado nivel de inglés, que tienen computación.
En una sala de 5 que visité había innumerables carteles con letra de chicos, con la impronta de la psicogénesis, que decían que no quieren que se mueran los peces, que no contaminemos, que el agujero de ozono...
“Mi nena va a jardín de 5 y ya sabe leer y escribir”, cuenta orgulloso un compañero de trabajo.

Pero yo no quiero nada de eso!!!


Yo no quiero que Joaquín aprenda a escribir en el jardín. Que no sepa sumar, restar. Que salga sin saber recitar las vocales, los colores en inglés o una canción en tres idiomas. No digo que no escriba su nombre, pero para sacar frases completas, esos nenes de la sala de 5 han dedicado muchas horas de aprendizaje.

Quiero que juegue. Que le cuenten muchos cuentos, que se disfrace, que se ría, que se duerman todos los compañeritos cuando la seño sale de la sala, que se embadurne con témperas, que derrita crayones… Que tenga cursos avanzados en el uso de la tijera, que se divierta mezclando plasticolas de colores, que pegue fideos y yerba en un papel, que haga un barrilete, que juegue con luces y celofán, que busquen texturas en las telas, que armen torres con envases de gelatina y barcos con potes de yogur, que imaginen un pueblo de masa de sal y una calle de papel glasé.
Que salga licenciado en juego, doctorado en tijerita, con un master en pinceles.
Tendrá mucho de todo lo otro después. Le quedarán, al menos, unos 17 años más de escolaridad adecuada a formar competencias para el mundo de hoy.
Quiero un jardín de infantes que, de alguna manera, potencie esa inocencia tan preciosa que tienen los nenes de 4 y de 5.
Después vendrán las vocales, los verbos y las matemáticas.
¿Estoy muy a contramano?

15 comentarios:

Laia dijo...

No Laura, yo pienso lo mismo que tú. Todo a su debido tiempo, primero el master en juegos y artes plásticas y despues ya el aprendizaje de lo demás.

Cada etapa tiene su aprendijzaje y como bien dices aun le quedan 17 años para aprender todo lo demas.

besos

Françoise dijo...

Que sensatez en este post Lau. Es verdad, mira que yo conozco niños chiquititos que tienen que cargar una maleta con RUEDAS, para poder llevarla ellos mismos, de lo pesada que son con tanto libro... llegan a la casa y a hacer tareas y en los pocos momentos libres los padres los ponen en cursos de natacion, pintura, ballet, tenis y cuanta cosa haya... pobres bebes, trabajan mas que un adulto...como dices, ellos tendran tiempo para eso mas tarde...ahora lo mas importante es desarrolar su libertad, su desarrollo sicomotor, su lenguaje corporal...etc... para sumas y restas ya habra tiempo.
Hay una amiga del blog BOgotown que responde cuando le preguntan que como va la bella en el jardin que "de alla no salen leyendo ni escribiendo, pero que son felices"... divino no?
Un abrazo fuerte

mardevientos dijo...

Para nada a contramano!... Porque sacarles el mundo del juego para meterlos en el mundo real desde chiquitos, Porque hacerles perder todos esas cosas que nosotros recordamos como las mas lindas de la vida?. No estas equivocada, y quizas tampoco lo esten los otros papas, pero vos para tu Joaquin queres eso porque lo ves feliz de esa manera, entonces no vas a contramano. Para el, para vos (y confieso también para mi) vas en el sentido correcto!...
El aprender a escribir frases a los 5 años no los hará mas inteligentes que continuando a ensuciarse con temperas!!

Resultado: resolviste o no lo de la escuela?

Charo dijo...

Me encanta la mirada que tenés de la infancia y lo que querés para tus niños. Es a contramano en tanto y en cuanto (por lo menos en baires) se les está imponiendo a los chiquitos jornadas largas, larguísimas con una agenda recargada de tareas y más tareas propias de un adulto. Y entonces, andamos todos a las corridas, a contra reloj, stressados, stressadisimos. Y el disfrute, y el juego? Me parece que los adultos nos estamos olvidando de lo más importante, quizás porque nosotros nos olvidamos de jugar, de disfrutar.
Gracias por recordarme esta mañana lo esencial!

Elenilla dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Laura. ya habrá tiempo de aprender a leer, sumar, etc. Es fundamental que se diviertan y jueguen cuando son tan pequeñitos. Se les quiere hacer crecer demasiado pronto. Cuando yo era enana, aprendías a leer con 6 años, que era cuando empezabas el cole, antes ibas a la guardería a cantar canciones y jugar con plastilina.

Espero que encuentres lo que quieres para tu hijo.

Besos

mamasita dijo...

desafortunadamente los niños de hoy tienen una carga escolar, y extra-escolar tan intensa que poco tiempo les queda para jugar... yo estoy totalmente de acuerdo con vos, ojala encuentres algo que sea lindo com otu lo quieres

Veroka dijo...

En realidad yo soy partidaria de sumar, no de excluír. Esta bueno que aprender a leer y a escribir NO sea el objetivo. Pero a veces los chicos son muy curiosos y preguntan: "acá que dice?" "cómo se escribe mi nombre?" etc. Por qué negarles esa información? Si pueden jugar y aprender al mismo tiempo. Lo grave sería que leyeran y no jugaran. Pero si se da a la par, ¿qué tiene de malo?

Marcela y Sergio dijo...

Estamos devolviendo gentilezas y visitando este espacio por primera vez. Notamos que hay mucho interés, cuidado y amor en la crianza de los niños. Es muy interesante el sitio.
En relación al post, no estás a contramano en absoluto. Pareciera que esa intensidad con la que vivimos los mayores indirectamente se la estamos trasladando a los niños. Aprender, capacitarse todo muy rápido y sin tiempo para disfrutar de cada cosa.
Saludos Nosotros

Adriana dijo...

Laura en Córdoba hay unas escuelas de pedagogía Waldorf que son bastantes respetuosas con el ser de los chicos estánm en el barrio Villa Belgrano no es que las recomiende pero conozco gente que manda ahí sus hijos y esta fascinada ya te paso los nombres.besos

Adriana dijo...

soy yo de nuevo una es EL RINCONCITO y otra ESCUELA AURORA .por ahí te sirve .besos

Mai dijo...

Querida Lau, yo siento exactamente lo mismo. Y me ocupé de elegir una escuela para mi hijo en la que no suceda nada de eso. La libertad de JUGAR Y DE CREAR es lo más significativo para un niño. Qué les pasa a esos padres? No los comprendo. No entiendo.
Me gustó tanto este posteo que lo voy a poner en mi columna "Dijeron mis blogs amigos".
Mil besos!

Verónica dijo...

Hola Lau: no siento que estes a contramano en absoluto.
Si es cierto que hoy en salitas de jardin ven lectoescritura, pero no en todas las escuelas se hace de manera tan estricta ni ponen tantos acentos en lo que se aprende desde ese lugar que agobien a los chicos. Es como dice Liliana Gonzalez: hay una escuela para cada chico, y ahi es donde yo agrego, y una para cada padre. Porque esta lo que nosotros pretendemos de la educación. Coincido con tus palabras, yo quiero lo mismo para la etapa de jardín, y la verdad que en la escuela de los chicos lo encontré.
Y más aún porque con el agregado de que tienen su propia granja y huerta los chicos hacen permanentemente contacto con el "hacer" con sus manos, se divierten, juegan, crean...y es genial verlos y acompañarlos..

Beso.
(Y te llamo en la semana para concretar nuestra cita pendiente..jaja)

Vero

KL@U dijo...

HOLA ME ENCANTO ESTE POST, SOY DOCENTE Y CONCUERDO EN LO QUE DECIS.HAY UNA COMPETENCIA ENTRE ESTAS INSTITUCIONES PARA VER QUIEN PREPARA MEJOR A LOS NIÑOS PARA ESTE MUNDO TAN COMPETITIVO...PERO SE OLVIDAN DE ESTO QUE VOS DECIS:"JUGAR","EXPLORAR",COMPARTIR" Y TANTAS OTRAS COSAS MAS.

TE AGREGO A MIS LINKS ASI TE VUELVO A LEER, TE INVITO A MI BLOG ASI NOS CONOCEMOS UN POCO MAS!

SALUDOS...

KL@U dijo...

LEI EL POST QUE ME DIJISTE,NO ME ESPERABA QUE TRATARA DE ESO, PERO PARCE SER QUE ASI ES LA VIDA!! LEI LO DE FRANçOISE Y ME DIO PENA TANTO ESFUERZO...YO SIGO EN LA CUENTA REGRSIVA!

SALUDOS TE ESPERO EN EL BLOG.

camileando dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. Pero también estoy conflictuada con el tema. Me pasa lo siguiente: mi hijo está en un jardín Montessori, que le da bastante libertad para elegir sus juegos, sin embargo, potencia demasiado lo individual a mi gusto. Entonces he estado buscando otros. Y fui a uno en que me mostraron los trabajos que hacían los niños y me sorprendió que dibujos de niños de la edad de mi hijo eran "perfectos": todos pintaban dentro de las lineas, sin salirse del margen. ¡Y mi hijo jamás podría hacer eso!
Entonces me entró la duda: si no aprende los números ni a "pintar dentro de los márgenes", ¿le será muy dificil adaptarse al colegio "verdadero"?