miércoles, julio 16, 2008

Enfermita...

Por segunda vez en su cortita vida, Matilda tiene enteritis viral. Vómitos, algo de fiebre, mucha diarrea y nada nada de hambre. Hace cinco días que no come.
Hoy fuimos el doc y está chirucita: 6,600 kilos a los 7 meses y medio.
Felipe me gasta porque dice que me largué a llorar cuando la subieron a la balanza (no fue taaaaaaaaaaaaaaaan así), y el doc me consolaba diciendo que es agua lo que perdió, que seguro llegó a 7 kilos y que se va a recuperar rápido. "Dos años luchando para que engorde y una vida entera para adelgazar", premonizaba.
Todavía no despedimos la teta: al menos una vez al día toma. Retomé cuando se enfermó y algo está sacando. Cuando le contamos al doc que ella se estaba destetando, fue clarito: "Las nenas son así, se diferencian de la mamá muy pronto: le dicen ésta es tu teta, éste es mi cuerpo".
Como Enrique veía mi cara de no creerle demasiado, insistía en diferencias la testosterona y la progesterona con la que vienen al mundo. "Los nenes se separan más tarde de la mamá, a veces nunca", decía. ¿Será así? Yo no quiero.


Ah, y el doc me regaló una cucarda: "Ocho meses de lactancia, segundo hijo, trabajando ("con paro del campo", acoté yo), es todo un mérito". Así que el duelo está hecho y cuando nos repongamos, le decimos adiós a la teta.

4 comentarios:

Françoise dijo...

Laura pobre Mati!!!, ni me imagino como debes estar, ni mucho menos como estar esa princesita, ojala se recupere pronto, yo se que debes estar inquieta con lo del peso, a mi me pasa igual y sobre todo si esta enfermita y no quiere comer. Lo importante es que no deje de beber, supongo que sobra decirlo, obvio... los liquidos la ayudan mucho. Espero que pasen estos dias dificiles rapido y pueda todo volver a la normalidad, les dejo un abracito y mucho pero mucho animo.

gringa dijo...

Y viste verlos asi,por mas que una ya tenga hijos te hace mal,yo tambien me bajoneaba o me ponia mal cada vez que la gorda estaba cachuza,es inevitable,una se quejan que no paran,que demandan mucho,pero cuando lo vemos como un pichoncito mojado ahi decimos preferible verlos en actividad y no enfermos,que se mejore un beso grande para vos,ya vienen los dias lindos que se lleva todas las pestes a esperar...

Pau dijo...

Lau, que bajon pobre bebita y pobre mama!

Espero que se recupere pronto, es feo ver a nustros bebitos enfermos,uno se pone mal y todo suele complicarse!
Luca tambien no quiere comer cuando esta en enfermito es normal, no te preocupes.

Lau, cuando puedas pasa por mi blog que te esta esperando un premio que tengo para vos!

Beso grande!

Laia dijo...

Pobre Mati, no te preocupes por la perdida de peso el medico tiene razón, ademas he comprobado con Aitana que existe una extraña regla. Ella no come demasiado pero despues de haber estado malita le entran unas hambres... que me rebaña el plato y enseguida recupera todo lo perdido.
Besos