domingo, abril 12, 2009

Mala persona

Nos fuimos el finde a Traslasierra. Días pintados, de postal, con un sol que nos dio hasta para tirarnos a la pileta (con un poco de coraje, claro), pero nadie diría que en este otoño todavía tengamos 35°. El sábado a la mañana salimos de "investigadores", como decimos con Joaquín cuando nos vamos a recorrer lugares nuevos y tuvimos la ocasión de sorprendernos ante lo miserable que pueden ser algunas personas.
Después de tirar barquitos de hojas secas en una acequia, teníamos que cruzar un arroyo pequeño. Yo cruzo el puentecito y él, que iba en la bici, cruza por el vado. De frente venían dos mujeres con un cocker, el perro se detiene a tomar agua y cuando Joaquín pasa, le muerde la pierna. El gritó y empezó a llorar, yo lo agarro, le miro la pierna y lo empiezo a mojar con agua. Una de las mujeres, que era la dueña del perro, siguió caminando como si no pasara nada. Yo le grito "señora, su perro mordió a mi hijo" y ni se inmutó. Siguió sin darse vuelta!!
Yo dudaba entre correrla a cascotazos o consolar a Joaquín.
Entonces me la agarré con la segunda mujer que había quedado de este lado del arroyo. Le pregunto si sabía adónde vivía. "Es mi patrona", me dice. Para qué...
"Ahhh, qué buena gente, ni siquiera se detiene a pedir disculpas, ni nada.... bla bla bla", me descargué.
Confieso que no pasé a mayores porque no le salía sangre, era un buen moretón y la marca del diente, pero no había desgarro la piel.

La cuestión es que la mujer me dijo que siempre era así la señora, que resulta ser que es doctora, de apellido Aguilar, partera (qué humana para esa profesión), y que atiende en la ciudad de Córdoba, de donde somos nosotros.

"Disculpe señora, usted no tiene nada que ver, es buena gente", le dije cuando nos fuimos a la señora, una lugareña que tuvo la gentileza de quedarse.

Esas cosas pueden pasar, pero no hay excusa como para no detenerse a ver qué es lo que le había pasado a una criatura. "¿Por qué me mordió el perro?", decía Joaquín. "Es que algunos son tan malos perros como sus dueños, que son malas personas". Le quedaba demasiado grande ese lugar, tan lleno de paz, a esta tal señora Aguilar. En algún momento se lo voy a decir.

7 comentarios:

Verónica dijo...

Lau, que bronca...te debe haber quedado todo atravesado ahí en la garganta...Es que estas actitudes son reflejo de tanta gente que funciona asó, más de los que uno quisiera...
Me alegra que lo de Joaquin no haya sido nada grave..
Besito

Rossana Vanadía dijo...

La señora Aguilar tiene menos ética que Menem. Médica, partera, perro mordedor y petulante. Que se vaya a la puta que la parió. Menos mal que no fue nada, pobrecito. Además a mi me embolan tales actitudes ante los chicos, le pasó algo y ellos ven que lo ignoraron injustamente.

Françoise dijo...

Mira, que yo la persigo y la mechoneo y la boto al arroyo ese y la ahogo! si si reviolenta mi actitud, pero es que no hay derecho, eso no tiene nombre! y si el perro no esta vacunado y si pasa a mayores??? a la vieja esta le importa un pepino??? Desgraciada!

Monica dijo...

Como andas laura ?????
Sabias que a mi me paso lo mismo ???? pero yo tuve mejor suerte con la dueña del perro: se indigno tanto con su animalito, hasta me llevo hasta la casa para mostrarme que tenia todas las vacunas, me dio un vaso de agua y por poco casi mata al perro ella misma....tuve que decirle que fue un accidente, que no era nada, que son perritos y que no saben porque reaccionan asi....en fin. A mi me toco encontrarme con un ser humana, tuve mucha mejor suerte, eso si me dejo varios dientitos marcados el cabroncito.....
besos.
Moni

Anónimo dijo...

Qué bronca!!! qué impotencia..
Cómo puede alguien ser así??? No lo entiendo. y ante un niño!!! Increíble..
Qué pasará por la mente de este tipo de gente? qué sentirán? . No me explico. Qué le habrá dado miedo? qué le reclames algo?. Qué horror!
A mi -vivo en Bs.As.- me da bronca cuando la gente camina y no mira, y un poco se lleva por delante a mi hija -tiene dos años-. No lo entiendo. Sólo me pasó una vez, que casi cuando ya subía la vereda, cambia el semáforo a verde y pasó un taxi, conducido por un hombre joven y me hizo señas y me dijo de todo. Y yo estaba con mi nena y con varios bartulos -venía del jardín-. Tan apurado iba,? y aún así, fueron segundos, increíble. Yo que nunca digo nada, ...algo dije -no sé si escuchó- . Es que él seguía, mientras se iba y doblaba, me hacía señas por el espejito. Qué feo! Me sentí tan mal. Sobre todo por lo que mi nena vió y esuchó...Me acordé de esa vez en la tele cuando mostraban cómo piqueteros o manifestantes golpeaban con palos a un auto al que no dejaban pasar. Y no sé si llegaron a golpear al conductor. Era una familia, atrás iban sus dos hijos chiquitos, que frente a esto lloraban. Lógico... Yo de sólo verlo en la tele lloraba.
Muy feo...
Paz y Humanidad por fa..
Saludos
Cecilia
pd: A tus hijos se los vé muy dulces!

KL@U dijo...

UFF QUE BRONCA...ANDA BUSCARLA Y ENSEÑALE LO QUE ES BUENO ,PERO QUE NO TE VEA TU HIJO JAJAJA...HAY GENTE PARA TODO...ESPERO QUE EL BEBOTE ESTE BIEN!!

ABRAZOS....

Jorgelina dijo...

Que mal...hay gente que no tiene respeto y mas con un niño mordido y padres preocupados.Agraba mas el tema siendo la señora partera...que pocos sentimientos.
Como esta Joaquin?

Que tengas una linda semana.