domingo, junio 15, 2008

Justicia

Por cada vez que las mamás nos levantamos de noche a dar la teta, hacer la mamadera, poner el chupete, acomodar las frazadas y abrazar cuando "vienen los tiburones", se nos deberían perdonar 500 calorías para comerse un señor helado sin culpa.

5 comentarios:

Pau dijo...

Totalmente de acuerdo!!!!

saludos!

Laia dijo...

jajaja, eso mismo peinso yo pero con un menu del mcdonals o alguna horita de sueño extra.
besos

Familia Barrios dijo...

hola laura! soy mariana y te invito a pasar por el blog de nuestra familia para que dejes tu comentario. Ya vamos a empezar a poner mas fotos, pasa que los creamos ayer. El tuyo está muy bueno, parece un diario, me encanta! Y que grandes que están los chicos! me acerdo cuando los vi en el casamiento de la ana...Saludos de mi mama, que ya te va a comentar personalmente, besos, mariana. ( por sino sabes quién soy, soy la hija de tu prima ana paula, je).

Anónimo dijo...

hola, que tal?

mariapasquali dijo...

Hola familia, que lindo que esta ese blog, con tantas imágenes y lindas historias.
La verdad que de ser cierta la premisa de Laura yo debería estar flaquiiita, flaquitaaaaaaa. Besos, Maria Eugenia Pasquali